Editorial

¿Mortalidad o Inmortalidad? (2)

El debate sobre la inmortalidad y la mortalidad continúa. Esta vez, Armando Millán, miembro de la Comisión Lectura, nos presenta algunas reflexiones acerca del tema.

Notas y debate sobre la inmortalidad de los elfos

Durante las últimas reuniones del Círculo de Lectura hemos estado discutiendo acerca del tema de la mortalidad de los hombres y la inmortalidad de los elfos, lo cual ha generado un intenso debate entre nosotros, y es lo que nos ha animado a compartir nuestras reflexiones y ampliar el debate a toda la lista…
En principio, Elfos y Hombre son creados por Ilúvatar, lo cual nos hizo elaborar la HIPOTESIS A, casi elemental: “A un grupo se le concede el don de la inmortalidad y al otro no”. Esta afirmación tiene una serie de implicancias, aunque no revela la naturaleza de la inmortalidad de los elfos, ya que implicitamente acepta que hay un dios o entidad creadora, y que depende de EL, de su decisión primigenia (casi de un capricho), la naturaleza de ambos conjuntos de seres. En otras palabras, la inmortalidad de los elfos sería una decisión externa a Elfos y Hombres y nada puede hacerse para cambiarlo. Es una visión estática del mundo, como se darán cuenta mas adelante…
Pero si profundizamos más en las características de la inmortalidad de los elfos a partir de los que dice el maestro, el panorama se hace mas complejo. El problema surge porque de acuerdo a Tolkien en el Silmarillion “los elfos no mueren hasta que no muere el mundo, a no ser que los maten o los consuma la pena, tampoco la edad les quita fuerzas” (Quenta Silmarillion – “Del principio de los días”).. y además “los elfos eran inmortales, y de una sabiduría que medraba (aumentaba) con los años, y no había enfermedad ni pestilencia que les diera muerte” (Quenta silmarillion – “De los hombres”)
Esto quiere decir que, en principio, los elfos no son INVULNERABLES, sabemos que pueden “morir” en batalla (aunque no “mueren” del todo, porque se dirigen a Mandos en Valinor y desde allí pueden regresar luego), no son ETERNOS (duran lo que dure la tierra en la que estan viviendo), aunque si tienen INMUNIDAD a toda enfermedad.
Este último tema es importante: en el mundo del pensamiento mágico tradicional la enfermedad no consiste en una afección meramente física, al contrario, la enfermedad revela una disfunción en los planos internos del individuo, es decir, un desquilibrio de su dimensión mental, emocional o espiritual…. si los elfos son inmunes a las enfermedades (a diferencia de los hombres) esto quiere decir que su ESPIRITU, ALMA o lo que tengan con ellos no es afectado por desequilibrios internos, lo que nos está revelando un ESTADíO “ESPIRITUAL SUPERIOR” en relación al caso de los hombres.
Si a esto le añadimos que “(los elfos) tenían, por cierto, cuerpos hechos de la materia de la Tierra y podían ser destruidos, y en aquellos días se asemejaban más a los hombres, pues aún no habían habitado mucho tiempo el fuego del espíritu, que los consume desde dentro con el paso de los años” (Quenta Silmarillion – “De los hombres”), entonces queda implícito que lo que ha sucedido con los elfos es una EVOLUCIóN, no tanto en su dimension fisica ni corporal, sino en su ESPIRITU. Es decir, aparentemente hombrs y elfos habrían partido de una situación inicial similar (“pero en el alba de los años Elfos y Hombres eran aliados y decían pertenecer al mismo linaje…”) pero de alguna forma los elfos se habrían desarrollado espiritualmente en mayor medida, alcanzado tal equilibrio que ni las enfermedades los afectan y prolongando su tiempo de vida a la par con la naturaleza (mientras exista el mundo). Una visión de este tipo es una mirada dinámica, ya permite la posibilidad que elfos y hombres se transformwen con el paso de los años. Este tipo de reflexiones nos hizo elaborar la HIPOTESIS B: Partiendo de un mismo origen, uno de los grupos (los elfos) desarrolla un avance cultural y espiritual más complejo que permite extender su “vida” y ser inmune a enfermedades e infecciones.
Hay otro detalle final: el tema de la libertad. Ilúvatar crea a los elfos con un fin, aparentemente con la tarea de proteger todo lo creado, lagunas, arroyos, montañas, bosques, etc., y ellos viven de acuerdo a la naturaleza. Sin embargo, esta tarea, valiosa en terminos de la creación, es a su vez una especie de limitación encarcelante. Ellos no pueden modificar su “destino”. El “destino” y finalidad de los Hombres nadie la conoce, porque en su imperfección, ellos han recibido (o transformado esa imperfeccion) en un don muy valioso: ser capaces de decidir de acuerdo al libre albedrío. Ellos no tienen “una tarea que cumplir”, se gobiernan de acuerdo a sus propios designios y a sus criterios de lo que es bueno o malo. Para los elfos no hay opcion de elegir “lo malo”, ellos están en la vereda opuesta desde su creación…
Si nos han seguido hasta aquí, hay varias preguntas. ¿estamos dee acuerdo con la hipotesis A o la hipotesis B? ¿Es un don la imperfeccion de los humanos que conlleva la libertad? ¿Como se relaciona eso con la mortalidad o la inmortalidad?

Amigos, la cancha está abierta para sus opiniones… en nuestra Lista de Correo podrán seguir participando de éste y otros temas referidos al universo de Tolkien.