Editorial

Dragón: Simbología y Presencia en el Mundo de Tolkien

SIGNIFICADO Y FUNCIÓN DE LOS DRAGONES

Si se quisiera clasificar a los dragones según su significado y la función que desempeñan en las narraciones de contenido mítico se podría hacerlo en dos grandes grupos:

  • Dragones Fundacionales:
  • Dragones Epopéyicos

Dragones fundacionales

Son aquellos monstruos informes que aparecen en los mitos relacionados a la formación y creación del mundo y que representan las fuerzas destructoras de la naturaleza, EL CAOS. En la mayoría de mitos, estos dragones representan a las fuerzas contra las cuales los primeros dioses se tienen que enfrentar para llevar el orden al mundo. Ejemplo claro es el Enuma Elish, la epopeya babilónica de la creación, donde Marduk vence a Tiamat y de su cuerpo forma el cielo y la tierra. La diosa Tiamat tenia la apariencia de un dragón compuesto de un cuerpo de serpiente pitón, con patas de lagarto, garras de águila, las de murciélago, cuernos de toro, mandíbula de cocodrilo y dientes de león. Encolerizada porque sus hijos gigantes habían matado a su padre Apsu, engendro unos monstruos terribles destinados a destruir sus hijos parricidas. Los gigantes eligieron a un héroe: Marduk. Ël, luego de capturar a su madre, le lanza un flecha envenenada que atraviesa el corazón de Tiamat que se derrumba sin vida. Marduk partió a su madre en dos, y con una parte formó el cielo que se convirtió en residencia de los gigantes que eran los únicos dioses y con la otra la tierra, que se convirtió en la residencia de los hombres.

Esta narración representa el funcionamiento del universo que busca sus formas y sus leyes, que modela el embrión del mundo.

Dentro de este grupo se podría encontrar un sub-grupo que podríamos denominar los Dragones Telúricos. Estos dragones son los que representan las fuerzas que modifican el relieve del suelo. Y se podría decir que responden más el ¿Cómo? que el ¿Porqué?; de forma que se los menciona en mitos posteriores a los mitos cosmogónicos. ¿Porque la geografía en determinadas regiones es como es y quién o qué ocasiona los desastres naturales?.

Vemos pues, que estos dragones denominados fundacionales representan el caos, las fuerzas destructoras y los principales elementos de la naturaleza; y su principal función es explicativa. Explicar desde el origen del mundo, del cielo y las estrellas hasta los orígenes de un río, un lago, una montaña, etc.

Dragones Epopéyicos

Una vez que los pueblos ya se han asentado, los dragones pasan de tener otra función en las narraciones míticas, representan el principal obstáculo de los héroes para el acceder a la inmortalidad.

¿Hacia que destino de muerte o inmortalidad se encamina el hombre que haya superado con éxito todas las pruebas descritas en los mitos?

Es en mitos que tratan de responder este tipo de preguntas que aparecen los dragones epopéyicos y que son parte de las gestas de los héroes. “El dragón es todo aquello contra lo que debe luchar el hombre para cumplir, en toda su plenitud su destino de hombre”

Edouard Brasey en su libro Gigantes y dragones dice: ¨Los gigantes y dragones simbolizan ante todos las fuerzas brutas de la naturaleza y la energía primordial que hierve en el corazón del mundo pero también en nosotros, en el fondo de nuestro inconsciente, y que el héroe que somos debe asimismo aprender a conocer, a dominar, a contener y a refinar. El dragón no es un enemigo; es un adversario, el que tiene por misión probar el valor del futuro iniciado. Fulmina al ser vil y usurpador, pero al héroe puro y elegido le confía el tesoro de oro y de sabiduría de los que el es el guardián natural.

Estos héroes que se enfrentan contra los dragones, en muchos casos son semidioses como Hércules (Hijo de Zeus y Alcmena), Perseo (hijo de Zeus y Danae) Gilgamesh (hijo de padre mortal y madre inmortal). Este parte divina es la que explica su fuerza moral y física; mientras que su sangre humana hace que tengan también las debilidades humanas, físicas y morales. Así pues el principal motivo de sus gestas es obtener una purificación que eliminará de su ser los elementos humanos, que los hará dioses completos y les permitirá acceder a la inmortalidad. Una lucha y una victoria contra el dragón paliará en suma el hecho de tener uno de los progenitores mortales. Algunos héroes como Hércules o Perseo lo lograron subiendo al cielo (una ascensión) o siendo convertidos en una constelación; mientras que en otros gestas como la epopeya de Gilgamesh, la más antigua de estas gestas heroicas, Gilgamesh tiene que aceptar su condición de mortal, siendo el objetivo principal del mito el destacar que incluso el rey, a pesar de sus parentescos divinos, tiene que morir, y que ello no supone una anomalía que repercuta en su autoridad sobre la tierra.

Para el caso de los héroes mortales el acceder a la inmortalidad será una tarea más difícil, ya que no sólo tiene que purificar su sangre sino su alma.
Los dragones epopéyicos aparecen en mitos cuya principal función es la iterativa; es decir, aquellos mitos cuyos principales objetivos son:

  • Confirmar las costumbres tribales y sus instituciones, mantener su memoria y adjudicarle autoridad al sistema de clanes, o a la institución Monárquica y las leyes de sucesión (Como en el caso de Gilgamesh)
  • Proporcionar el apoyo emocional a determinada actitud o creencia. Malinowski dice: “Un mito que garantice la creencia de la inmortalidad, la eterna juventud o una vida después de la tumba, no constituye ninguna reacción intelectual ante un enigma , sino un acto explícito de fe, nacido de la reacción más instintiva y emocional ante la idea más tremenda y obsesiva”

DRAGONES OCCIDENTALES

Aunque habría que entender por dragón a cualquier monstruo híbrido, a cualquier criatura arcaica cuya sola evocación evoca la idea del caos y creaciones primitivas e informes: serpientes, hidras, monstruos marinos, minotauros, incluso criaturas seductoras y de gran belleza y tanto más temibles para su adversario cuando se presenta bajo esta apariencia ambigua; por ejemplo la serpiente de la Biblia; en nuestros días la idea generalizada de los dragones que es la idea occidental del dragón que se tenía en la edad media. La influencia de la religión judeo-cristiana durante esta época ha hecho que los gigantes y los dragones hayan sido figuras satanizadas considerándolos criaturas negativas y malévolas, encarnaciones del mal. Pues detrás de estos gigantes de leyenda se encuentran los dioses precristianos: Zeus, Júpiter, Odín., y detrás de los dragones se encuentra la antigua serpiente de los orígenes, la que estuvo en el origen de la caída de Adán y Eva.

Sin embargo en la mayoría de las religiones del mundo, la serpiente es un agente de iniciación, de curación y de despertar. Mal comprendida, la serpiente es, sin embargo un símbolo de vida y de fecundidad, al igual que el dragón que no es sino una versión agrandada y enriquecida de la serpiente.

Recordemos que la palabra dragón es una voz de origen griego antiguo, Drakon o Dryakion que significa fuerza o energía que pasa o sopla como viento o aire.
Los dragones son símbolos reptilianos alados con cornamenta y agallas, las escamas aluden a la tierra, lo seco, las alas aluden al aire y al vuelo; las agallas y crestas son reminiscencias de aletas marinas para flotar y nadar en el agua y el cuerpo en forma de león o de serpiente, aluden a formas solares y lumínicas que refieren la naturaleza ígnea o de fuego del animal. Esta asociación intima del dragçon con el elemento fuego se encuentra reforzada al tener el dragón una sangre ardiente y envenenada, un aliento apestoso y un soplo incendiario.

En muchas de estas narraciones los dragones simbolizan los elementos de la naturaleza: el fuego, el aire, el agua y la tierra. Especialmente el dragón de la mitología celta.

ORIGEN DE LOS DRAGONES

La noción que se mantiene hasta la actualidad del origen, tipología, y características de los dragones tiene sus orígenes en la época medieval. En dicha época nadie ponía en duda la existencia de los dragones desde el inicio de los tiempos, y era uno de los personajes principales en las historias de caballería de estos tiempos, sólo a partir del siglo XVII empezó la duda sobre su existencia y se comenzó a utilizar a los dragones más como un personaje de cuentos y literatura fantástica.

Happel los presenta por primera vez en la historia de DEODATUS DE GOZON, un joven caballero de Sant Jhon, quien mato al dragón de la Isla de Rhoder en 1345.

En 1685 a 1691 Werner Happel publica Relationes Curiosaes, una colección de curiosidades y en este texto el nombraba a los dragones y sus diferentes clases, por ejemplo de 2 o 4 patas, las cuales pueden ser como de león, águila.

Se dice que los dragones son monstruos o criaturas milagrosas, que no son concebidas de la copulación de 2 animales, sean de la misma o diferentes especies y para esto da una explicación:

Los Dragones vivían en sitios muy remotos, como cumbres, cuevas , desiertos , sólo águilas y otras aves de rapiña eran su compañía, en realidad estas existían mucho antes que los dragones y a estos inaccesibles lugares llevaban sus presas, serpientes, ovejas, aves menores, e incluso humanos , para primero despedazarlos y luego comerlos o tenerlos en cautiverio antes de comerlos, pero quedaban partes de éstas victimas y hasta incluso semen y este semen sobrevivió y dio lugar a criaturas inimaginables, y esta “pútreda fermentación” es la que dio origen a los dragones. Los cuales por supuesto tenían características de sus predecesores, es decir cabeza y cola de serpiente, alas de ave o vampiro, orejas de conejo y piernas de cualquiera de sus predecesores.

Happel no fue el creador de esta teoría, esta se basa en la teoría de LHWYD, la cual explica el origen de los dragones por medio de la teoría del “Principio Espermático o Aura seminal”. Antes se pensaba que el poder de reproducción pertenecía exclusivamente al macho, se creía que en la cabeza del espermatozoide había una criatura exactamente al adulto que llegaría a ser ; pero para que la fecundación llegara a ser posible se necesitaba de un útero que proporcionara los nutrientes necesarios para que la gestación de esta criatura llegara a término, y para eso existe la hembra de la especie ; pero en el caso de los dragones la hembra fue reemplazada por la madre tierra.

Y el resultado fue una criatura completamente nueva, hecha de las partes de sus predecesoras y con capacidades asombrosas; “el dragón”.