Editorial

Apuntes sobre el Anillo de Tolkien

Usualmente las personas que no son fans de Tolkien suelen preguntarme ¿por que despues de 10 años sigues leyendolo enganchada? aqui esta la respuesta :)

El Señor de los Anillos es uno de esos libros ante los cuales no se permanece indiferente: O te gusta y lo amas para siempre; o lo detestas a muerte considerándolo “basura juvenil” o una inmensa pérdida de tiempo. A pesar de esto, aún las personas que lo detestan no se oponen fanáticamente a que otros lo lean; quizás tenga que ver con el valor literario del libro, así como el mensaje intrínseco de la gran aventura mítica. El propio Tolkien lo resumió así:

“The Lord of The Rings
is one of those things:
if you like, you do:
if you don´t, then you boo!”

Sin embargo escribirlo fue todo un esfuerzo para el profesor. Cuando “El Hobbit” fue un éxito de ventas, Sir Stanley Unwin le pidió a Tolkien más historias sobre hobbits, y Tolkien no quería saber nada con eso, estaba más interesado en “El Silmarillion” el cual fue rechazado diplomáticamente por Unwin.

Tolkien necesitaba encontrar un vínculo entre el círculo concluido –el viaje de Bilbo- y la continuación que tanto le pedía su editor. La conexión en su mente fue casi instantánea: El Anillo. Incluso escribió en su cuaderno de memorandums “Make return of the ring a motive” .

A pesar de la lucha que existió entre Stanley Unwin y Tolkien durante 12 años y medio, al final Sir Stanley reconoció el valor del material que tenía entre manos. Cuando el libro vio la luz, fue un suceso literario aunque ni siquiera el olfato de Unwin fue capaz de prever la asombrosa respuesta del público.

Pronto el trabajo de Tolkien se convirtió en best-seller, las cartas llegaban por montones, de pronto Tolkien se convirtió en una celebridad. Una situación que podria estar repitiendose con la difusión de las películas de Peter Jackson; pero a diferencia del director de cine y su equipo, Tolkien se sentía sumamente incomodo por la gran atención que suscitaba su trabajo y pronto su vida personal:

“Me temo que ser considerado una figura de culto contemporánea, no es muy placentero. De cualquier forma intento no ufanarme, me siento pequeño e inadecuado. Sin embargo ni siquiera la nariz de un modesto ídolo puede permanecer enteramente intocable por la maravillosa fragancia del incienso”.

Bien pero ¿cómo investigar los orígenes de la saga del Señor de los Anillos?, según Robert Giddings y Elizabeth Holland se pueden reconocen hasta 6 enfoques:

Analizar la fantasía tolkeniana de acuerdo a los puntos de vista que el propio Tolkien expuso brillantemente en “Ensayo sobre los Cuentos de Hadas”.

Uno de los más brillantes exponentes de este enfoque es Paul Kocher: “Master of Middle Earth: The Archivement of J.R.R. Tolkien”. Para este genial autor, hay que evaluar la obra de Tolkien desde sus propios cánones. Este enfoque asume al menos 3 conceptos:

* “La Tierra-Media” es la Europa del nor-oeste de la prehistoria. * “La Tierra-Media” tiene la coherencia y el realismo de un buen cuento de hadas * El mundo de la Comarca representa “el mundo real” frente al “mundo fantástico” que representan los demás territorios después de la casa de Tom Bombadil.

Reconozco que es mi enfoque favorito. Evaluar un trabajo de acuerdo al espíritu en el que fue escrito, permite que la critica literaria sea más efectiva según el “Prefacio del Paraíso Perdido” de C.S. Lewis. La mayor parte de mis trabajos en la lista Tolkien Perú toman este enfoque.

Comparación con el anillo de Wagner. Esta corriente asume que El Señor de los Anillos se relaciona con el drama musical “Der Ring des Nibelungen”.

De cierto modo tiene sentido que los contemporáneos a Tolkien hayan vinculado ambas obras: tanto Tolkien como Wagner tomaron como base para sus obras la leyenda de Sigurd el matador del dragón. Hasta Rayner Unwin sugirió el paralelo en una carta a su padre.

Cuando Sir Stanley le pasó el comentario a Tolkien, el profesor reaccionó muy extrañado “los dos son anillos, los dos son redondos, ahí termina la similitud”. En realidad el admirador de Wagner era C.S. Lewis. Lewis fue quien se enfrascó en la “fiebre nórdica” luego de escuchar a Wagner, Lewis consiguió la traducción de los guiones de las operas, y quien llevó a rastras a Tolkien a ver la saga completa.

David Day también refiere que a Tolkien no le agradaba la saga Wagneriana. Sobre todo porque el anillo de Wagner canta la búsqueda del poder, mientras que el Señor de los Anillos es un canto a la gente común y sus valores.

Explorar la obra en base a la etimología del inglés antiguo para encontrar las fuentes del Señor de los Anillos.

Los chistes y rompecabezas filológicos que Tolkien coloca en sus obras son muchos y remarcables. El mayor ejemplo del uso del inglés antiguo son los rohirrim y su lenguaje que esta siendo investigado por la Comisión de Lenguas de la Sociedad Tolkien Peruana.

El análisis que hace David Day “El Hobbit: Etimología de una Historia” e Isaac y Zimbardo “Tolkien y los Críticos”, son ejemplos de esta exploración lingüística, asi como los trabajos publicados por Bungo y Hlaford en su blog Hurgapalabras o los del blog del Dr Eleder y por supuesto de las piezas que Hector Danniel de vez en cuando se anima a compartir con nosotros a traves de la lista TolkienPeru.

Creación de la mitología para Inglaterra.

Este enfoque es obvio porque esta creación era la meta máxima de Tolkien como escritor: Crear mitos que unan el mestizaje cultural que es la nación inglesa.

Uno de los primeros y más interesantes trabajos en este sentido es el de Jane Chance Nitzche “Tolkien´s art: A Mythology for England”. Su análisis es resaltante sobre todo porque se hizo antes de la publicación de los 9 tomos de la Historia de la Tierra Media.

Análisis desde el punto de vista religioso: ya sea para declararlo “demoníaco” o “celestial”.

El aspecto religioso es uno de los más delicados que existen sobre la creación tolkeniana. Particularmente nos hemos enfrentado a distintas vertientes que afirman que la saga tolkeniana es apostata, agnóstica, atea y hasta demoníaca. Cuando en realidad es todo lo contrario, El Señor de los Anillos es un libro de mensajes profundamente cristianos, como lo vemos explícitamente en la Historia de la Tierra Media o con solo conocer y apreciar los valores que emanan del libro.

Lo que sucede en este ultimo caso es que los occidentales tendemos a olvidar que el cristianismo no sólo es una religión, sino también –y sobre todo- una mitología, una cultura, una forma de ver el mundo. Tolkien mismo lo afirma en el poema Mythopoeia y en la conversación de C.S. Lewis, en la lista TolkienPeru quien suele darnos estos puntos de vista es nuestro compañero Mirimbokuile (cuando esta disponible) y en America Latina es el padre Ricardo Irigaray cuyos maravillosos articulos prácticamente te convencen que la obra de Tolkien no trata de otra cosa.
Empero a veces ese es el mayor daño que hacen las religiones: los fanatismos y acciones de los lideres tienden a distorsionar el mito, tal y como se interpreta antropológicamente, como vemos en el punto siguiente.

Enfoque socio-antropológico y psicológico.

Aquí la búsqueda se centra en la búsqueda mítico-folklórica de la épica de Tolkien. Este análisis se centra en temas como los tratados por el libro “El Mito” de Jhon Kirk: La relación entre mito y lenguaje, el mito y la cultura, etc…

Por la cantidad de temas a tratar este enfoque trae las conclusiones más profundas e interesantes de la literatura Tolkieniana, y podemos verlo entre otros en: Humphrey Carpenter y Anne Petty con su ensayo “One Ring to Bind Them All: Tolkien´s Mythology”. En la Sociedad Tolkien Peruana encontramos estos puntos de vista en algunos artículos enviados por José Agustín Ortiz y Armando Millán y algunos pleitos tremendos protagonizados hace algun tiempo por Ilich y yo.

Buscar entre las mitologías antiguas y sobre todo nórdicas: Célticas, germánicas y nórdicas en general. Entre ellos el Kavedala escandinavo, la traducción del inglés antiguo del “Sir Gawain y el Caballero Verde”.

La idea de esta corriente consiste en asumir que Tolkien ha reciclado los antiguos mitos nórdicos con los que se sentía fascinado desde su época escolar. Afición que compartía con su buen amigo C.S. Lewis, y con los alumnos de Oxford quienes le escuchaban recitar el Beowulf como lo habría hecho un bardo medieval germánico. Este es el enfoque que seguimos cuando la Sociedad Tolkien Peruana se dedico a analizar “El Anillo de Tolkien” por David Day y cuyos resultados se mostraron en el tercer concilio del año 2004.

Humprey Carpenter, Ruth S. Noel (“The Mythology of Tolkien´s Middle-earth) R.J. Reilly (Tolkien and The Fairy Stories) entre otros son seguidores de esta línea de investigación tolkienana: buscar y encontrar las fuentes mitológicas, un trabajo apasionante realmente.

Con tantos enfoques no es de extrañar que haya gente que siga leyendo a Tolkien por 10, 15 y hasta 35 años. Siempre hay algun enfoque distinto en que el trabajo del profe pueda ser visto, por eso siempre hay algo nuevo que aprender y por ello es que las listas de interes y las sociedades tolkien siguen funcionando pese al tiempo y a las peliculas de PJ.

Pasen sus opiniones por favor

Lady Cristania Andoandorello
Reina Bruja de Angmar

Amigos, la cancha está abierta para sus opiniones… en nuestra Lista de Correo podrán seguir participando de éste y otros temas referidos al universo de Tolkien.